Pan
Producto

Pan

Los clásicos lo son por algo.

El pan con jamón es más clásico que la mayoría de los monumentos de la antigua Roma. Con vino, el pan ha marcado la historia del mundo occidental desde hace más de dos milenios. Los tres juntos conquistaron un Imperio. Seguimos siendo muy conscientes que pan con jamón es un alimento completo y apetitoso, casi cada día, al comenzar la jornada escolar o laboral.

 

Un gran trigo, buena harina, masa madre, fuertes manos, horno de leña. España es un territorio de panes artesanos y de grandes panes con Indicación Geográfica Protegida: Pa de Pagès Català, Pan de Cea, Pan de Alfacar, y Pan de Cruz. Hay que celebrar el renacimiento del pan y la reivindicación de las piezas tradicionales sabrosas, aromáticas, crujientes y artesanales. Y en los últimos años, el novedoso “pan de cristal”, hiper ligero y esponjoso. La sutileza de un gran pan, permite al jamón lucir todo su esplendor.

Consejos
  • El jamón ama los grandes panes, de corteza crujiente y miga densa, ácida y perfumada. 

 

  • Hay dos formas tradicionales de comer el jamón solo: con picos o con el pan mojado con tomate y aceite. Sin embargo, el pan del día anterior recién tostado realza los aromas y sabores del jamón.
Origen

Galicia, Granada, Ciudad Real y Cataluña

Galicia, Granada, Ciudad Real y Cataluña