La leyenda de Cinco Jotas esconde mucho más que el mejor jamón del mundo: es la historia de muchas generaciones que, durante siglos, han aprendido a convivir con la naturaleza hasta conquistar algo sublime: la raza de cerdo 100% ibérico. Solo de la carne de estos animales se puede lograr un perfecto equilibrio entre sabor, textura y aroma. Gracias a esta raza única es posible conquistar el auténtico tesoro de nuestro patrimonio.

Donde se empieza a forjar el sabor más exquisito del mundo

Uno de los secretos de la calidad suprema de la carne ibérica se esconde en el idílico entorno que durante siglos ha sido el hogar del cerdo ibérico. Sin duda, estamos hablando de las centenarias dehesas del suroeste peninsular, un marco incomparable en el que hombre y naturaleza han convivido en perfecta armonía desde hace generaciones. Solo así se ha logrado preservar este auténtico paraíso cuya naturaleza es la responsable de producir el alimento principal del cerdo ibérico: la bellota.



Es este manjar exquisito el que explica por qué la carne ibérica es incomparable. La bellota es la responsable de sus matices, sabores y texturas que saben seducir hasta los paladares más selectos.

Así es la carne ibérica: una materia prima con fascinantes atributos organolépticos. Cada producto Cinco Jotas es el mejor aval de la genuinidad de la carne de cerdo 100% ibérico. El resultado: un sabor de leyenda.

El corazón de nuestra historia

Alcanzar la perfección no es sencillo y Cinco Jotas no sería la marca que se esconde detrás de exquisitos productos ibéricos si solo se basara en la cría de una raza incomparable. Más allá del cuidado de los animales, el infatigable empeño que cada uno de nuestros maestros pone en el detallado proceso de elaboración de las piezas forma parte de la leyenda. Al igual que las bodegas centenarias que forman parte de nuestra historia desde 1879.

Estos lugares exquisitos encierran una atmosfera que guarda un equilibrio perfecto entre humedad y temperatura. Nuestras bodegas en Jabugo son el lugar perfecto para que la carne de estos cerdos de raza ibérica alcance su máximo potencial. Para ello, Cinco Jotas cuenta con maestros expertos en cada una de las fases de elaboración del producto que aseguran la máxima calidad de los productos Cinco Jotas.

Exquisitez en estado puro



Cada producto ibérico que sale de nuestras bodegas destaca por un sabor y calidad inigualables. La exquisitez de la carne ibérica es uno de los secretos mejor guardados de nuestra gastronomía y, a la vez, el mejor fruto de nuestra tierra. Un auténtico regalo de la naturaleza. Un sabor que al entrar en contacto con el paladar libera matices desconocidos y desprende destellos que transportan a las dehesas, hogar de la raza más excelsa del mundo.

Además de su fascinante sabor, la carne ibérica presenta virtudes contrastadas en términos de salud. Las grasas de los cerdos ibéricos contienen más del 54% de ácido oleico que produce un efecto beneficioso sobre nuestra salud ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares. Todos los productos procedentes de esta raza son completamente naturales y muy recomendables para el consumo habitual, ya que aportan vitaminas, minerales y antioxidantes.

Precisamente por esto, los productos ibéricos Cinco Jotas son el ingrediente estrella de exclusivas recetas elaboradas por los más prestigiosos chefs nacionales e internacionales.